Cuando Oliver Kahn se negó a cambiarle la camiseta a Iker Casillas

Sin duda alguna son dos de los mejores arqueros en la historia del fútbol, mientras uno ya estaba consolidado el otro vivía sus primeras experiencias. El alemán se caracterizaba por su fuerte carácter y el español mantenía un perfil más bajo. En algún momento vivieron un momento tenso, pero luego terminaron siendo amigos.

Iker Casillas debutó como profesional el 12 de septiembre de 1999 con solo 18 años. Justo en esa temporada el alemán Bodo Illgner y el argentino Albano Bizzarri tuvieron problemas físicos y el joven de la cantera tuvo la oportunidad. En la segunda fase de grupos de Champions League, Casillas fue titular ante el Bayern Múnich donde los alemanes ganaron 2 – 4 en Madrid y 4 – 1 en Múnich. Un duro golpe para Iker, aunque los ‘merengues’ clasificaron a los cuartos de final.

Ambos equipos debieron volver a enfrentarse en la semifinal meses después y de nuevo Casillas iba a ser titular. “El Real Madrid corre un riesgo al contar con un portero de 18 años en partidos importantes”, dijo Kahn en una polémica declaración. Sin embargo, ‘La Casa Blanca’ se impuso y eliminó al Bayern Múnich que buscaba la segunda final consecutiva. La declaración de Kahn quedó desvirtuada aún más cuando el Real Madrid levantó la ‘Orejona’.

Alemanes y españoles volvieron a jugar por los cuartos de final en 2002. En aquel momento César Sánchez le había quitado la titularidad a Casillas. De nuevo el Real Madrid salió victorioso y por supuesto Kahn, un hombre muy competitivo, de nuevo salió con bronca. Parecía que todo había terminado allí, pero el guardameta es un hombre con una gran memoria y más cuando de derrotas se trata.

El febrero de 2003, disputaron un amistoso en Palma de Mallorca mientras se preparaban para continuar las Eliminatorias a la Eurocopa 2004. España se impuso 3 – 1 con anotaciones de Raúl (x2) y Guti. A Kahn nunca le habían marcado tres goles jugando para Alemania y España no le ganaba a los ‘teutones’ desde la Eurocopa de 2004. Tal vez por esto, tal vez por el pasado reciente ante el Real Madrid, Kahn se negó a cambiarle la camiseta a Casillas cuando el joven de 21 años se la pidió al final.

“Cualquiera parece alguien porque viene aquí y dice tres tonterías. Ha tenido una reacción impropia, de un crío de 21 años, que en realidad es lo que soy yo. Hay veces que necesitas contar hasta diez, porque si no… Creo que pedirle la camiseta a un compañero del otro equipo es un gesto honesto y normal. Y hay que tenerle un respeto al rival en todo momento, incluso cuando pierdes el partido. Con este gesto, Kahn me ha demostrado que puede ser el mejor portero del mundo, pero fuera del campo está claro que no lo es. Tiene muy poca educación y me ha defraudado bastante como persona”, dijo Casillas al final.

Casillas admiraba a Kahn, el alemán había sido elegido el mejor arquero del mundo por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) en 1999, 2001 y 2002 y esa imagen no le quedaba. El propio capitán del Bayern Múnich lo supo y cuando regresó a Alemania dijo: “Lo siento mucho, le invito a que venga a Múnich a pasar el día”. Además, le mandó la camiseta por correo y reconoció que un joven de 21 años le podía dar una lección a uno de 33.

Tiempo después cuando se reencontraron se saludaron amistosamente más allá de un caliente partido en la Champions League de 2007. Para el Mundial de Alemania 2006, Jens Lehmann fue el titular sobre Kahn y Casillas dijo que no entendía esa elección y para Kahn seguía siendo el número uno.

author avatar
Editorial El Cinco Cero